Páginas en este Blog:

viernes, 8 de abril de 2011

Asunto MBA-107: Revit y Mac: La distopía de Parallels


¿Distopía? Dícese de una utopía perversa y tergiversada, lo más lejos del topos o lugar ideal. Ese es el concepto que se me viene a la mente cuando pienso en la experiencia de correr Revit en Parallels. La idea de mantener el ambiente Mac, pero con un disimulado Windows que soporta la interface del software BIM, y trabajar suavemente con el touchpad mientras revisas tus correos y actualizas el Ipod... yo al menos nunca lo conseguí. Ahora bien, estamos hablando de proyectos de verdad, de trabajo compartido con archivos de 200MB, de un alto consumo de recursos gráficos y de procesador, no de febles demostraciones corporativas. En ese escenario, la lista de dificultades si bien no es extensa, es gravitante y, con disgusto, la compartiré aquí para los que creen aún en la utopía:

1º Windows arranca lento, o sea, como siempre. La velocidad del OS no da para abrir con naturalidad Windows y luego cargar Revit... y más encima abrir tu archivo. Es decir, si cerraste el programa y el Parallels y te diste cuenta de que olvidaste un asunto y que necesitas volver al archivo... mejor vuelve al día siguiente, ya que la operación completa puede tardar 20 minutos.

2º Windows consume una enorme cantidad de recursos y el OS X también su resto, por lo que el equipo debe dividir su capacidad. Si tenías un Mac Book Pro en que todo fluía, ahora tienes dos tarros: un PC lento y un Mac Lento.

3º Considerando lo anterior, muchas veces alternaba el trabajo de Parallels con un booteo directo en Windows, de tal manera de destinar todos los recursos al trabajo en un determinado archivo grande. Si luego se vuelve al sistema de Parallels (como ya señalábamos en el post anterior del tema) se produce un error con el número de licencia. Este asunto a la larga es muy engorroso, ya que llegado a un cierto punto hay que pedir nuevos códigos de autorización por teléfono con mucha frecuencia, despertando todo el recelo de Autodesk.

En consecuencia la única opción es bootear desde Windows y esperar al fin de la jornada para disfrutar el Mac (...y leer los correos en el teléfono, y escuchar música en el reproductor de MP3...). Sin embargo tampoco es lo óptimo: el Mac tiene un desempeño claramente superior corriendo su propio sistema operativo. Los controladores no parecen funcionar bien en Windows: frecuentemente hay problemas con las conexiones de red, el touchpad en ambiente PC es un triste remedo de su versión original y también lo es la pantalla y su calidad gráfica.

Para qué hablar si se ha cometido el error (como es mi caso) de hacer una partición mezquina para Windows. Yo dejé 30GB y me pena cada día, siendo que sólo tengo instalado Revit y Autocad en el ambiente PC. Por otra parte, me fastidia pensar en volver a instalar y configurar todo (para algo uno se había comprado un Mac ¿no? ¡Para nunca más hacer una reinstalación de Windows!) y también el ceder a Windows espacio de mi disco duro con Mac OSX (en donde están mis fotos, mi música, mis otros archivos, mis correos, mi Utopía operante...).

¿Cual es la solución? Se anuncia en la imagen que acompaña este post: si ya sacaron Autocad para Mac, ahora falta una versión de Revit nativa para Mac OSX. (Dicho sea de paso, qué bien funciona la versión de Autocad con el touchpad y todo al ambiente Mac...) No hay anuncios al respecto aún, pero yo no pierdo la fe en el crecimiento exponencial de la compañía de Jobs y el instinto comercial de Autodesk. Mal que mal, a los arquitectos nos fascinan los gadgets bien diseñados.

Hay, por cierto, otra solución muy efectiva: tener  un PC bajo el escritorio... ¡Qué frustración!

3 comentarios:

pbn dijo...

Pia:

Probé el acad nativo para Mac. Y te puedo decir que es de lejos el programa más malo que he visto nunca. Absolutamente inusable, tanto que hasta en parallels resulta mucho mejor (imagínate). Mouse incontrolable, sin soporte para editar pgp's, lento a morirse, como la mitad de los comandos no existen o no funcionan, interface completamente fuera de norma, etc.
Lo que no hace más que probar una vez más la ineptitud de los programadores de Autodesk, siendo que hay pocas cosas mejor documentadas e implementadas que la programación para osx.

Estoy probando un emulador de ACAD que corre nativo en osx: Cadopia Professional 11; mucho, mucho mejor, excepto una interface algo fea. Soporta casi todo, incluido lisp y 3d, por supuesto. Pruébalo. Además, vale como un quinto...

O mejor aún, usa Archicad, y te cambiará la vida :).

Anónimo dijo...

Hola, yo uso la versión 2016 de Autocad en Mac y una vez que te acostumbras a la interfaz he de decir que va mucho más rápido, sombrea mucho mejor que en Windows, ya tiene la herramienta de selección rápida que las antiguas versiones de autocad para Mac no la tenían ... Sin duda todo me va más rápido que en Windows sistema en el cual aún sigue apareciendo la pantalla favorita por los arquitectos... "ERROR FATAL"

Anónimo dijo...

Hola, yo uso la versión 2016 de Autocad en Mac y una vez que te acostumbras a la interfaz he de decir que va mucho más rápido, sombrea mucho mejor que en Windows, ya tiene la herramienta de selección rápida que las antiguas versiones de autocad para Mac no la tenían ... Sin duda todo me va más rápido que en Windows sistema en el cual aún sigue apareciendo la pantalla favorita por los arquitectos... "ERROR FATAL"