Páginas en este Blog:

lunes, 24 de septiembre de 2012

Asunto MBA-118: Espesores de línea

Una característica muy práctica de Revit Architecture es el manejo de espesores de líneas relacionados con la escala de representación de una vista. El concepto del programa es que la valorización del dibujo se adapte proporcionalmente a la escala de tal forma que una línea gruesa en una vista a, digamos, escala 1:50, reduzca su espesor a una línea fina cuando el modelo esté representado en otra vista a escala 1:500. De esa forma, el dibujo se hace más fino a escalas mayores sin que el detalle de éste aparezca formando gruesos manchones negros.

Revit controla con una tabla de "Grosores de línea" (en el menú Gestionar > Configuración adicional) las reducciones o aumentos de grosor según la escala. Esta tabla controla los grosores de línea asignados a cada tipo de objeto en la tabla "Estilos de objeto" del menú Gestionar en la barra de tareas. Si examinamos la tabla de Grosores de línea, veremos que los grosores de referencia central en la tabla están ubicados en la columna de la escala 1:100 y se amplifican o reducen a ambos lados de esta columna.

Sin embargo, este es, al parecer, un arte difícil de dominar. El problema que se nos presenta con frecuencia es descubrir lo pálido y deslavado que resulta un dibujo una vez que un plano ha sido ploteado. Por ejemplo, una planta de arquitectura a escala 1:100 se ve correctamente valorizada. Las líneas gruesas y delgadas están como las determinamos en la tabla "Estilos de objeto". Pero a escala 1:500, la planta de emplazamiento tiene todos los espesores rebajados, incluyendo líneas como los límites de propiedad que no era nuestra intención adelgazar también.

Soluciones:

1. En la vista a escala 1:500, modificar los estilos de objeto sólo para esa vista, de la categoría "Líneas de propiedad". Para ésto debemos intervenir en la tabla Modificaciones de visibilidad/gráficos del recuadro Propiedades de la vista. Esta edición será sólo para la vista y en este caso, el grosor de línea que indiquemos será considerado sin reducción, es decir, si queremos una línea de 0,5mm de grosor debemos escoger el valor asignado a ese grosor el la tabla para la escala 1:100 (en nuestra tabla, es el valor 5).

2. Usar la herramienta "Tipo de línea (LW)" del menú Modificar de la barra de tareas. Señalando una línea específica del dibujo, podemos cambiar su tipo de línea y grosor.

3. Usar la herramienta "Modificar gráficos en vista" del menú contextual que se activa con el botón derecho del ratón cuando hemos señalado algún objeto. Tenemos la opción de modificar sus propiedades por elemento o por categoría.

Las tres soluciones anteriores permiten un control más de la situación, pero tienen un serio inconveniente: ninguno de estos defectos de valorización son detectables con facilidad en la pantalla, y las soluciones sólo son viables una vez que tengamos los dibujos en papel. Y esto, lo sabemos bien, ocurre muy tarde en el desarrollo de un proyecto, y los planos ploteados son lo último que hacemos, corriendo, antes de una entrega. Muchos de los procedimientos de revisión en una oficina se ejecutan sobre archivos electrónicos (PDFs o DWFs, por ejemplo), y nos vemos obligados a implementar un procedimiento de chequeo en papel.

Por lo tanto, una adecuada "calibración" de la tabla Grosores de línea es una necesidad y con camino por explorar, de forma que los espesores sean controlados en forma automática, lo más posible. ¿Cuál es la configuración ideal de la tabla de grosores de línea? Desde luego que esto es un asunto subjetivo, pero sería de gran interés para nosotros saber cuál ha sido la experiencia y recomendación de los lectores de este blog.



1 comentario:

Sebastián Morales dijo...

Hola, otro problema con los espesores es al querer darle profundidad a las elevaciones y cortes, muchas veces quedan poco expresivos, aun no lo logro solucionar...

saludos

Sebastián