Páginas en este Blog:

martes, 23 de octubre de 2007

Asunto MBA-045: Trabajo en grupo

Habilitar la capacidad de trabajo en grupo (Worksharing) sobre un archivo convierte el trabajo en ese proyecto en una tarea algo más tediosa al introducir mucho tráfico en la red de computadores. La necesidad de pasar, del ágil trabajo individual de la primera construcción del modelo, al trabajo colaborativo de más personas, implica tener que resignarse a un proceso más lento con muchos choques y esperas.

La razón de esto se debe a que por cada modificación que un usuario efectúa sobre algún elemento existente, Revit verifica que nadie del grupo de trabajo lo haya modificado primero (ya sea reservándose el Subproyecto (Workset) en el que está o tomándolo prestado). Con esto, se salvaguarda el trabajo de cada usuario y se evita que otro sobreescriba lo que yo ya he cambiado, incluso antes de que yo mismo haya actualizado el alchivo central y los demás usuarios hayan cargado lo más reciente.

La consecuencia de este procedimiento (muy seguro e indispensable, por lo demás) es el aumento del tráfico de red. En nuestro caso, la situación es mala debido a que el sistema operativo que corre en nuestro servidor es Novell Netware 4.2, que ya está muy anticuado. El inconveniente que se nos presenta es que el tamaño de los paquetes de información que viajan por la red es muy pequeño, asunto que entendemos está superado con las versiones más nuevas de Netware o en servidores que corren Linux.

En la práctica de trabajo en grupo, Revit recomienda el uso de subproyectos (Worksets). La idea es agrupar elementos de un proyecto que requieran ser editados en conjunto y que puedan reservarse para un usuario sin la intromisión de otro. Por ejemplo, dividir el proyecto de tal forma que todos los muros que conforman fachadas estén en un mismo subproyecto, o todas las losas, columnas y vigas en otro, etc.). La idea es que un usuario que necesite trabajar en las fachadas, se apropie de ese subproyecto y lo ceda sólo cuando haya terminado su labor. Los demás miembros del equipo podrán guardar al archivo central y cargarán lo más reciente actualizando su propio modelo local todas las veces que quieran, pero no podrán intervenir en la fachadas hasta que el propietario no haya cedido el subproyecto.

Según nuestra experiencia, a pesar de la claridad del método anterior, los mejores resultados los hemos obtenido haciendo caso omiso de los subproyectos. Es decir, salvo para ejes y niveles, todo lo demás va a parar al Subproyecto 1 (es decir, dejamos todo tal cual Revit lo deja luego de habilitar el trabajo en grupo) y nadie nunca se apodera de nada. Dejamos que todas las apropiaciones sean del tipo "elemento prestado" (borrowing) y por ende muy dinámicas.

Con esto hemos conseguido:

a) todos se ven estimulados a grabar a la central frecuentemente

b) todos se apropian sólo del elemento específico que necesitan editar

c) se disminuyen las zonas paralizadas del proyecto dado que los subproyectos, por específicos que sean, tienden a agrupar más elementos que los deseados

d) se reducen los choques y tiempo de espera

Esto no acelera el tráfico en la red, pero a toda la operación le resta la "sensación" del prójimo y una buena parte de la agilidad del trabajo individual se recupera.